15 dic. 2010

UTRERA 2021

Entrevista con la presidenta del gobierno 



Queridos lectores de Utrera y toda la campiña, hoy, y en exclusiva, nuestra presidenta Doña Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, Condesa de Murillo y Grande de Espáña ha tenido a bien recibirnos en sus dependencias de los Reales Alcázares de Sevilla y así, dadivosamente, contestarnos a las pocas, pero muy interesantes, preguntas que el gabinete de “buen Juicio” ha tenido a bien permitir que le hagamos.
El periódico de Utrera. Señora presidenta, ahora que se cumple poco más de una semana de la celebración del cuadragésimo tercer aniversario de nuestra constitución, ¿Cree usted que la carta magna aún goza de buena salud y frescura, o cree que sería necesaria alguna revisión más, después de las últimas siete enmiendas y modificaciones?
La Presidenta. Perdón que empiece corrigiéndolo, pero son cuarenta y tres los años que se celebran. Y siguiendo con la pregunta, creo que Espáña goza de una magnífica, y bien asentada constitución. Los cambios que yo, y mi gobierno, y todos los españoles hemos propiciado han sido sólo con el único propósito de engrandecer nuestra nación, afianzar sus buenas costumbres y manejos y no permitir en un futuro la injerencia de cualquier desalmado.
Pre. ¿Se refiere a la inmovilización de la ley sálica, por ejemplo?
Res. Eso y mucho más, cree usted que el difunto y amado rey Juan Carlos habría visto con buenos ojos que una mujer fuera la perpetuación de los Borbones en el reino ¡no, claro que no! Pero en el setenta y ocho las cosas estaban aún muy contaminadas de eso que llamaban libertad de expresión y respeto democrático y hubo que dejar una falsa puerta abierta para poder abolir la ley sálica en un futuro. Pero para esos estabamos nosotros, para poner las cosas en su sitio.
Pre. Se han hecho muchos cambios en el texto constitutivo de nuestra nación, algunos muy determinantes como la excepción ortográfica para “Espáña”, el confesionalismo del estado, la representatividad de la Iglesia en el gobierno…
Res. Bueno, pero estará usted conforme conmigo de que esto es bueno, ¿verdad?
Pre. Sí señora presidenta, por supuesto señora presidenta, faltaría más, ahora Espáña es más Espáña que nunca. Pero la privatización de la mayoría de los servicios de la Seguridad Social no le parece que puede ir, de alguna forma, en contra del artículo 43 de la constitución, aquel que respalda el derecho a la salud.
Res. Evidentemente no. Es cierto que hemos mejorado muchísimo los servicios del sistema de salud privatizándolos. Por fin acabamos con las listas de espera, los abusos de urgencias y la extrema facilidad para conseguir las tan dañinas bajas laborales. Pero somos consecuentes y hemos reforzado muchísimo los tratamientos básicos que sí cubre la seguridad social de forma gratuita, de hecho estamos  a la vanguardia chino-europea en este aspecto.
Pre. Se refiere usted lógicamente a la implantación de la acupuntura,  la homeopatía, las terapias magnéticas, la coproterapia  y demás medicinas holísticas, en sustitución de la medicina tradicional que ahora es privada.
Res. Exacto, no me diga que ahora no se siente mejor al saber que miles de años de conocimientos médicos lo tratan, no es eso mejor que tantas pastillas y tantas radiografías.  Así se progresa, y le adelanto que estamos a punto de conseguir lo mismo con la educación. Tiempo al tiempo