21 nov. 2011

QUIERO A MI BATIDORA 2.0

¿Quién dijo plutocracia?



Todavía nos estamos intentando librar de la resaca electoral a golpe de ibuprofeno unos, y de silicio penitente otros, mientras sin querer abrir los ojos se nos siguen colando en casa, como las cucarachas en las noches de verano, las noticas de las subidas de la primita de riesgo, la desconfianza de los inversores extranjeros y las presiones de Europa para que reformemos esa estúpida costumbre nuestra de querer comer, al menos,  tres veces al día.
Pero del cambio real de rumbo no habla nadie. Todos callamos.
El bueno de Don Mariano ya estará pensando en cómo decir aquellos que donde no dije ahora digo, pero lo digo de buen rollo que eso de cobrar sin trabajar está muy feo. Que si cuidas a tus padres enfermos es tu obligación y que Dios te lo pague. Que libre como el aire quiero ser, quiero ser, quiero ser libre para echarte a la calle sin que me cueste un céntimo porque de libertades se trata y para eso estamos aquí. Que si no curras cómo esperas que te salgan gratis las pastillas, que si no puedes estudiar lo mejor es emigrar que están sembrando viñas en Etiopía. Que eso de estar jubilado ya no está de moda y en el hipermercado buscan viejos que llenen las bolsas con las compras de los que aún Visa les da crédito. Eso sí, en la cama de Zapatero no me acuesto, y como quiero austeridad, mandaré a la parienta al IKEA con la Moncloa Express a que le saque chispas al lector de tarjetas.
Pero del cambio real de rumbo no habla nadie y todos callamos.
Callamos porque estamos acojonados. Porque dos democracias como dos castillos están ahora gobernadas por banqueros. -¡Bien se lo merecían esos rojos mentirosos griegos y ese otro capo mafioso de Berlusconi! - Es básicamente la idea que hemos estado aireando para no mirar donde mosquea, allí donde los ojos no pueden mirar sin secarse en sus cuencas. Derechas e izquierdas son de papel mojado ante el poder de quien inventa el dinero, dirige el mercado, reinventa la bolsa por la noche y amanece acostado con la prima de riesgo. Quién inventa al Dios Pantocrator que hace que llueva o salga el Sol en Madrid, Tokio, New York o Singapur. Callamos porque lo mismo estamos todos confundidos y esto no es más que un espejismo, una ilusión conspiranoica donde un grupo de iluminatis mutantes han encontrado la piedra filosofal y mezclada con la sangre de masones, cátaros y sionistas vírgenes han conseguido imponer el germen que culminará en el tan añorado “nuevo orden mundial”. Callamos porque Belén Esteban ha cambiado de gafas y en mujeres hombres y viceversa una ha hecho un video porno. Callamos porque estamos como perros salidos buscando fotos de Terelu Campos por internet. Callamos porque Cristiano Ronaldo ya no parece tan tonto y cada vez habla mejor español y eso es por algo…
Callamos porque estamos aguantando la respiración. Porque sabemos que a Goldman Sachs le importa cuatro pitos que Rajoy sea ahora el nuevo inquilino de la República Independiente de la Moncloa y simplemente está viendo qué día quiere hacerse con el poder representativo en España. ¡Ojo! Que el poder de facto ya lo tienen, simplemente es que ahora han perdido la vergüenza bisoña del que sabe que está atiborrándose a dulces y no quiere que lo vean. Ya no les importa que los vean cómo hacen y deshacen a su gusto desde las presidencias de los gobiernos, antaño democráticos, ahora plutocráticos. Por esto callamos, por lo va a venir queramos o no, nos manifestemos o no, nos lo digan o no. Callamos porque para qué hablar de las revueltas y manifestaciones en Grecia e Italia, si es más importante cualquier otra estupidez mediática. Porque cuando veas las barbas de tu vecino cortar, ¡saca los cuartos del banco y date el piro!, y como saben que nos podemos ir mejor no decir nada y que nos coja por sorpresa.
Este es el cambio real de rumbo del que nadie habla. ¿Quieres contárselo a los demás?

No hay comentarios: